La comunidad educativa

Hits: 670

En el documento de Misión Compartida en las Escuelas Pías (1995), se describen los rasgos de la comunidad educativa:

Los religiosos escolapios, en cuanto entidad tutelar, asumen la responsabilidad de la animación de la comunidad educativa y del proyecto del Instituto y se convierten en garantía de su continuidad. Comparten su labor profesional con los directores, profesores, administrativos y de intendencia, asumiendo las implicaciones correspondientes.
De cada uno de los estamentos que componen la comunidad educativa se requiere el conocimiento, la identificación y el compromiso con el proyecto del Instituto así como con los demás miembros de dicha comunidad. Y cada estamento lleva adelante su aportación específica.
Los profesores, como profesionales de la educación, son importantes impulsores del proyecto global del colegio y, aportan su formación y dedicación específica. Su ámbito de actuación es el marcado por el horario y actividades escolares, donde son los principales responsables de la consecución de los objetivos correspondientes, y pueden, en la medida de sus posibilidades e interés, participar en otros ámbitos del centro.
Los profesores, como profesionales de la educación, son importantes impulsores del proyecto global del colegio y, aportan su formación y dedicación específica. Su ámbito de actuación es el marcado por el horario y actividades escolares, donde son los principales responsables de la consecución de los objetivos correspondientes, y pueden, en la medida de sus posibilidades e interés, participar en otros ámbitos del centro.

Los alumnos, en la medida de su edad y capacidad, aceptan también el proyecto del colegio, y se convierten en protagonistas de la acción.

Una vez acabada la etapa escolar, los ahora exalumnos/as pueden continuar formando parte de la comunidad educativa, aportando su dedicación a las labores educativas, evangelizadoras o de transformación social.

Los padres de familia, principales responsables de la educación de sus hijos, asumen responsablemente la elección del colegio con el proyecto que presentamos y, en la medida de sus posibilidades e interés, se comprometen con el mismo.

Tampoco se puede olvidar la aportación de quienes prestan sus servicios al Instituto en tareas, no directamente educativas, como el personal de administración, contabilidad, limpieza, vigilancia, etc., ya que son elementos imprescindibles en el Instituto y con su talante y labor, cooperan muy significativamente en el proyecto conjunto posibilitando las condiciones instrumentales para la buena marcha del Instituto.